Categoría: Blog

1 mayo, 2016
gluten e infertilidad

Acupuntura Barcelona – Balanced Living

El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales siendo el trigo el cereal que lo contiene en más cantidad. El gluten es responsable de la elasticidad de la masa de harina, lo que permite que junto con la fermentación el pan obtenga volumen, así como la consistencia elástica y esponjosa de los panes y masas horneadas.

Muchas personas tienen intolerancia al gluten, y muchos no son conscientes de ello. La celiaquía es la forma más grave de la intolerancia al gluten.

Este tipo de intolerancia puede afectar a la salud al dañar el revestimiento de los intestinos, causando problemas en la absorción de nutrientes o al provocar una respuesta autoinmune en el cuerpo.

Es sabido que la enfermedad celíaca y la intolerancia al gluten (incluso sin llegar a ser celíaco/a) son importantes causas de infertilidad y de abortos espontáneos. En ambos casos, se puede remediar llevando una dieta sin gluten.

Hay una conexión entre la sensibilidad al gluten y la infertilidad, normalmente provocando abortos espontáneos. Algunos estudios indican que el 8% de las mujeres diagnosticadas con infertilidad pueden tener también enfermedad celíaca. Actualmente, no hay un requerimiento por parte de los médicos para realizar un test de intolerancia al gluten en mujeres que están intentando quedarse embarazadas, como tampoco es obligado realizar un test de anticuerpos tiroideos, déficit de vitamina D y otros problemas comunes de fertilidad.

Otros estudios muestran que cuando las mujeres tienen una enfermedad tiroidea autoinmune la incidencia de enfermedad celiaca aumenta a un 27%.

Por otro lado hay otros estudios que han demostrado que las mujeres de padecen de endometriosis tienen más del doble de posibilidades de tener riesgo de enfermedad celíaca, y mujeres con otra enfermedad autoinmune también muestran un riesgo elevado. Mujeres con SOP (Síndrome de Ovarios Poliquísticos) deberían también realizar el test.

Situaciones en las que conviene considerar la eliminación del gluten:

–          Infertilidad inexplicada

–          Trastornos de la tiroides

–          Múltiple abortos

–          Trastornos autoinmunes

–          Problemas digestivos crónicos

 

Muchas mujeres pueden tener sensibilidad al gluten que hay en muchos cereales, pero no reaccionar mediante una respuesta autoinmune hacia al gluten, y por tanto no darían positivo en un test de intolerancia al gluten. Las pruebas para detectar este tipo de intolerancia no son fáciles. El diagnóstico, por lo general, es posible después de que en los intestinos se haya producido ya un daño grave.

Otro modo de observar si hay sensibilidad hacia el gluten es probando de llevar una dieta sin gluten durante 1 o 2 meses. La persona puede experimentar cambios en su salud tales como:

–          Perder peso (si tenían sobrepeso)

–          Más energía física y mental

–          Dejar de tener hinchazón abdominal y flatulencias

–          Resolución de estreñimiento, diarrea o síndrome del intestino irritable

–          Encontrarse mejor anímicamente

–          Encontrarse con más lucidez mental

Después de 1 o 2 meses, se puede probar a comer gluten durante 1 día y observar cómo reacciona el cuerpo. Si la persona se encuentra mal, tiene dolor de cabeza o problemas digestivos, entonces habrá evidencias de que hay sensibilidad al gluten.

No toda la comida sin gluten es saludable y buena para la fertilidad. El objetivo de la dieta de la mujer que quiere quedarse embaraza, no debería ser “sin gluten” sino que sea una dieta que nutra y potencie su fertilidad.

El gluten se encuentra en:

Trigo, cebada, centeno, avena con gluten, espelta, sémola, durum, bulgur, kamut, cuscús, tabulé, tempura, malta.

Pero además puede haber trazas de gluten en muchas otras comidas y bebidas: cerveza, vinagre de malta, salsa de soja, salsas.

Evitar alimentos que contengan los siguientes ingredientes (salvo que en su etiqueta indique que no contienen gluten):

–          Proteína vegetal hidrolizada (hamburguesas vegetales, etc)

–          Alimentos modificados con almidón

–          Aromatizantes naturales

–          Salsa de soja – una alternativa es el tamari libre de trigo

 

Debes prestar especialmente atención a la presencia de trigo y gluten en:

–          Panes, pasteles, tortas, galletas, donuts, galletas saladas y todos los demás productos de panadería, ya que la mayoría están hechos con harina de trigo. Puedes encontrar alternativas en productos para alérgicos al gluten.

–          Cereales para el desayuno, fríos y calientes

–          Pastas alimenticias, incluso los ñoquis, spaetzle, Chow mein, lo mein y pastas rellenas. Los fideos de arroz, fideos de trigo de sarraceno y pastas para alérgicos al gluten son buenas alternativas para cocinar en casa.

–          Aperitivos, especialmente si están sazonados o altamente procesados

–          Sopas y salsas

–          Carnes o verduras rebozadas, como el pollo frito o quimbombó

–          Bolas de masa hervida (dumplings), albóndigas, embutidos, pastel de carne y alimentos similares, ya que a menudo contienen pan rallado o harina.

–          Cerveza (existen cervezas sin gluten)

–          Aderezos para ensaladas, salsa Perrins y otros condimentos,

gluten e infertilidad

 Granos que no contienen gluten:

–          Amaranto

–          Arroz

–          Avena sin gluten

–          Maíz

–          Mijo

–          Teff

–          Quinoa

 

En las mujeres celíacas, el gluten desencadena una respuesta autoinmune desde la mucosa del intestino. Esta respuesta estimula la producción de anticuerpos hacia el gluten que circula en la sangre y focaliza un ataque autoinmune en el revestimiento  del intestino que en consecuencia se inflama y daña las pequeñas vellosidades que absorben los nutrientes y las grasas. Este daño deja al intestino incapaz de absorber los nutrientes eficazmente y puede causar déficits de ácido fólico, hierro, vitamina D y otros nutrientes críticos para la fertilidad y un embarazo saludable.

 

Los problemas de malabsorción en las mujeres celíacas pueden ser una causa de anemia. Otros signos y síntomas comunes de enfermedad celíaca escondida serían:

– Falta de menstruación y ovulación

– Pérdida de peso

– Irregularidades menstruales

-Menopausia prematura

– Abortos espontáneos recurrentes

– Pérdida de cabello

– Problemas de piel y uñas

– Infertilidad

 

Durante el embarazo, la mala absorción de nutrientes causada por la enfermedad celíaca está ligada a los abortos espontáneos recurrentes, bebés con bajo peso al nacer y partos prematuros. Además, algunos estudios muestran que los anticuerpos al gluten de la madre, pueden adherirse a la placenta donde pueden interferir en el paso de nutrientes hacia el feto.

Irónicamente muchos celíacos puede que no tengan síntomas digestivos como diarrea o hinchazón abdominal, de modo que el único modo de saberlo es mediante un análisis sanguíneo. Estadísticas realizadas muestran que la incidencia de la enfermedad celíaca en Estados Unidos y Europa es al menos del 1%, pero la mayoría de la gente con esta enfermedad no sabe que sufren de esta patología. El ratio de celíacos diagnosticado y no diagnosticados es de 1:8.

Si tú estás teniendo problemas de fertilidad y/o abortos recurrentes, podrías ser una de tantos no diagnosticados celíacos y te beneficiarías de una dieta sin gluten. Pídele a tu médico que te realice un análisis. Algunas mujeres tienen algún tipo de reacción hacia el gluten y se sienten mucho mejor cuando lo evitan, aunque no sean celíacas. Hay sospechas de que estas formas más suaves de sensibilidad al gluten puedan también  interferir con la infertilidad  aunque el problema no sea una enfermedad celíaca.

El tratamiento para la fertilidad debería empezar siempre desde la dieta, y la eliminación del gluten en caso que fuera necesario. Si con estos cambios no es suficiente, hay más terapias que te pueden ayudar: acupuntura, fitoterapia, suplementación ortomolecular, etc.

Somos especialistas en el tema. Consúltanos para más información.

Otros textos que te pueden interesar:

Cristina Mora
Acupuntura y Medicina Tradicional China
Licenciada por la Universidad de Gales (UK)
Graduada en Naturopatía
Instructora de MLC
Rambla Catalunya 50, 3º1º
08007 Barcelona
Teléfono: 932 156 271
Móvil: 695 47 92 30

Acupuntura Barcelona – Balanced Living

Posted in Blog
1 mayo, 2016
acupuntura para fiv

Como mejorar el porcentaje de éxito con acupuntura

 

Acupuntura Barcelona – Balanced Living

En los últimos años la acupuntura ha ganado más credibilidad en su uso durante los tratamientos de fertilidad asistida in-vitro (FIV) e inseminación artificial (IA). Se cree que la acupuntura puede mejorar el resultado de la reproducción asistida de varias maneras.

Un análisis publicado en el 2008 observó siete ensayos clínicos que involucraba 1.366 mujeres que se sometieron a un FIV.

Los ensayos que fueron controlados al azar y utilizaron tratamientos de acupuntura en el mismo día del transfer del embrión (la mayoría 25 minutos antes o después), demostraban que la acupuntura incrementaba las probabilidades de un embarazo en un 65% comparado con los grupos de control.

La conclusión de este artículo en concreto  era que la acupuntura durante el transfer aumenta el índice de embarazo y partos entre las mujeres que hacen un ciclo de FIV.

 

¿De qué manera la acupuntura puede incrementar las posibilidades de embarazo durante un proceso de in-vitro (FIV)?

Vamos a ver punto por punto:

 

  • La acupuntura mejora el flujo de la sangre hacia los órganos pélvicos.

Ayudar a la sangre a fluir hacia esta área maximiza el aporte de oxígeno y  nutrientes y esto ayuda a los ovarios y al útero a funcionar correctamente.

El aparato reproductor no es un sistema vital prioritario al día a día (sí  lo son la respiración o el cerebro por ejemplo), y por este motivo es el primer sistema que se ve perjudicado cuando hay estrés. Además con la edad, el flujo de la sangre hacia los órganos sexuales disminuye. Si la persona, sea hombre o mujer, vive bajo un estrés prolongado en el tiempo, las suprarrenales producirán continuamente las hormonas cortisol y adrenalina, las cuales contraen la arteria uterina y por tanto inhiben el flujo de sangre hacia el útero.

Hay muchos estudios que demuestran que la acupuntura inicia la liberación de endorfinas, las cuales alivian los niveles de estrés en general.

Un estudio observó los efectos de la acupuntura sobre el flujo sanguíneo en el útero mesurando la cantidad de sangre en la zona antes y después del tratamiento con acupuntura. El estudio concluyó que había un incremento significativo en el flujo de la arteria uterina después del tratamiento con acupuntura;  factor que puede mejorar las probabilidades de una implantación con éxito.

 

  • La acupuntura regulas las hormonas antes de empezar el FIV

Se ha demostrado que si las hormonas FSH y estradiol están dentro de sus parámetros correctos, la mujer va a responder mejor ante la medicación estimulante y por tanto mejorará los resultados de un ciclo de FIV exitoso.

La acupuntura puede mejorar los desequilibrios hormonales antes de empezar el ciclo de FIV, ayudando a restaurar la comunicación en el eje HPO Hipotálamo-Pituitaria-Ovarios y además ayudando a aumentar la circulación de la sangre hacia los ovarios.

 

  • La acupuntura equilibra el sistema inmunológico

Para las mujeres que han hecho ciclos de reproducción in-vitro y han creado embriones de buena calidad pero no han conseguido la implantación, seguramente descubrirán que tienen un problema inmunológico.

Muchos estudios han demostrado que la acupuntura puede regular ciertas células inmunológicas, como la producción de citosinas  en personas que sufren de dolores de cabeza, rinitis alérgica, asma y artritis reumatoide.

Ante estos hechos, es posible que la acupuntura pueda desempeñar un rol en normalizar las células inmunes que hay en la placenta y que mejoraría las posibilidades de la implantación del embrión. Pero hasta la fecha no ha habido ninguna investigación sobre este hecho.

acupuntura para fiv

  • La acupuntura reduce los efectos secundarios de la medicación del FIV

Algunas mujeres pueden sufrir los efectos secundarios de los medicamentos que se toman durante un ciclo de reproducción asistida. Estos efectos pueden incluir dolores de cabeza, sofocos, dolor abdominal, hinchazón abdominal, pechos sensibles y cambios de humor.

Normalmente estos efectos secundarios no perduran en el tiempo, y una vez se para de tomar la medicación los síntomas gradualmente desaparecen. Muchos de estos síntomas pueden ser atenuados regulando la circulación de energía (Qi) utilizando puntos específicos de acupuntura.

 

¿Y cuántos tratamientos de acupuntura se necesitan?

Hay estudios hechos en los Estados Unidos que concluyen que las mujeres que recibieron nueve tratamientos  de acupuntura tenían mejores resultados en el ciclo de FIV.

Personalmente aconsejo a las mujeres que tengan un mínimo de  4 sesiones de acupuntura antes de empezar un ciclo de in-vitro o inseminación artificial y 5 sesiones específicas durante el ciclo. Es importante la sesión de acupuntura precedente al transfer del embrión o precedente a la inseminación. La situación óptima es que se realice dentro de las 24 horas precedentes.

 

Actualmente se necesitan estudios realizados con más profundidad sobre el uso de la acupuntura y las terapias naturales  en el campo de la fertilidad y durante los ciclos de FIV. De todos modos, con evidencia científica o no, los comentarios realizados por la mayoría de mujeres que han hecho acupuntura u otras terapias son siempre positivos: sentirse mejor, más relajadas y  acompañadas a lo largo de un proceso que puede ser muy estresante para muchas mujeres.

TESTIMONIO.LCF, Barcelona:

“Después de mi primer ciclo de FIV sin éxito me decidí a empezar con la acupuntura. El resultado fue espectacular, hubo una diferencia abismal respecto al primer ciclo y salió tan bien que ahora estoy esperando mellizos! Incluso después de conseguir el embarazo he seguido haciendo las sesiones porque me sienta realmente bien. Si tenéis alguna duda a la hora de decidiros yo solo puedo deciros que a mi me funcionó, y que el trato con Cristina es genial, es muy profesional, te orienta también con la alimentación y le estoy muy agradecida”.

Otros artículos relacionados que te puedan interesar:

 

Cristina Mora
Acupuntura y Medicina Tradicional China
Licenciada por la Universidad de Gales (UK)
Graduada en Naturopatía
Instructora de MLC
Acupuntura Barcelona – Balanced Living
Posted in Blog
1 mayo, 2016
embarazo después de los 40

COMO AUMENTAR TU FERTILIDAD CON TÉCNICAS NATURALES: LA ACUPUNTURA

Acupuntura Barcelona – Balanced Living

Las estadísticas nos indican que las probabilidades de conseguir un embarazo después de los 40 se reducen de modo significativo. Aunque las estadísticas sean completamente válidas, hay métodos  para que la mujer, independientemente de su edad, pueda incrementar su fertilidad.

Hay varios factores que puedan influenciar previamente a  las probabilidades de embarazo de cada mujer: la genética heredada y sus hábitos de vida. Cuánto más saludables hayan sido sus hábitos, en mejor condición estarán sus óvulos y su aparato reproductor y, en consecuencia, más probabilidades tendrá de quedarse embarazada.

Los hábitos  de vida (alimentación, ejercicio, estrés, descanso) durante  40 años indiscutiblemente han dejado una huella en la salud  de cada persona. Sin embargo  tenemos la “suerte” que el cuerpo humano es un maravilloso milagro todavía no explicable capaz de regenerarse y agradecer todo lo que hacemos por él. Por este motivo, introducir nuevas actitudes (prácticas o pautas de conducta) hacia nuestro cuerpo (actitudes más sanas, por supuesto) va a ayudarnos a aumentar las posibilidades de conseguir el embarazo deseado; sea la edad que sea, siempre dentro de lo posible. La edad, los efectos de la cual aparecen exacerbados por años de una dieta pobre junto con mucho estrés, agota el aparato reproductor de ambos el hombre y la mujer.

Animo a las mujeres que deseen quedarse embarazadas, y en especial a las que tengas más de 40, a que introduzcan cambios en sus hábitos de vida: cambios en la dieta, eliminar hábitos tóxicos como el alcohol, el café o el tabaco, ir a dormir antes de las 12 de la noche, hacer ejercicio regularmente y descansar cuando su cuerpo lo necesite. El embarazo después de los 40 es posible!

embarazo después de los 40

Pero el embarazo después de los 40 no está exento de dificultades. Si pensamos que la menarquía está alrededor de los 11 años y la menopausia alrededor de los 50 años, podemos entender que a los 40 años la energía del cuerpo ya está decayendo y lo más probable es que necesite de una ayuda externa para poder conseguir el embarazo.

Con la acupuntura podemos aumentar la circulación a los órganos reproductivos. Esto puede mejorar la calidad de los óvulos y puede ayudar a la formación de un tejido endometrial óptimo. Además la acupuntura reduce el estrés y la tensión. Esto disminuye la circulación de las hormonas del estrés (cortisol) en el cuerpo y reduce espasmos en las Trompas de Falopio y el útero. La acupuntura también regula el sistema inmunitario y esto se traduce en aumentar las posibilidades de implantación del óvulo. Según la Medicina Tradicional China, con la acupuntura podemos aportar las energías complementarias para la concepción y el embarazo.

 

Según estadísticas hechas en Estados Unidos la acupuntura para fertilidad aumenta las posibilidades de embarazo  en mujeres que se han sometido a un ciclo de FIV (in-vitro) y han hecho acupuntura a la vez. Con acupuntura también se reduce los efectos secundarios de hormonas sintéticas ingeridas durante los ciclos de fecundación in-vitro.

 

Otros artículos relacionados que te puedan interesar:

 

Cristina Mora
Acupuntura y Medicina Tradicional China
Diplomada por la Universidad de Gales (UK)
Graduada en Naturopatía
Instructora de MLC
Especialista en fertilidad

Acupuntura Barcelona – Balanced Living

 

Posted in Blog
1 mayo, 2016
tratamiento endometriosis

Tratamiento endometriosis: dieta, acupuntura y remedios naturales

Acupuntura Barcelona – Balanced Living

La endometriosis es un trastorno ginecológico de origen desconocido y cada vez más común.

En este artículo no es mi intención explicar qué es la endometriosis, porqué estoy segura que después de leer el título, las mujeres que han decidido continuar con la lectura lo saben muy bien y buscan una solución a su problema.

Me gustaría remarcar, y quizás las lectoras no lo sepan, que tener en circulación sanguínea elevados niveles de estrógenos puede favorecer la manifestación de la endometriosis. Es decir, la endometriosis dicen que tiene un factor hereditario, pero el desarrollarla también depende del estilo de vida. La posibilidad genética de endometriosis no tiene por qué manifestarse a no ser que el entorno y los hábitos de salud la propicien.

Cuando disminuyen los niveles de estrógenos en el cuerpo, suelen desaparecer los síntomas y la enfermedad se vuelve inactiva. Por este motivo el principal tratamiento empleado de la medicina convencional es la terapia hormonal con progestina o hormonas esteroideas (estrógenos o testosterona sintéticos que “compiten” con los estrógenos). Dichos métodos suprimen el estímulo hormonal durante un tiempo, pero en realidad no curan la enfermedad.

Las mujeres afectadas por endometriosis deberían plantearse un cambio dietético, consistente en reducir la ingesta de alimentos que potencien la formación de estrógenos y consumir aquellos otros que ayuden a su eliminación. Esta medida por sí sola aliviaría en gran medida los síntomas de la endometriosis, pero para ser efectiva y curar la enfermedad debería complementarse con terapias naturales de apoyo que mejorasen el sistema inmunitario y potenciasen la circulación de energía en el cuerpo. Según mi experiencia, la acupuntura junto con la toma de hierbas chinas y otros suplementos, son herramientas muy útiles para tratar de forma natural la endometriosis.

La dieta ideal para combatir la enfermedad debe basarse en fruta y verduras, en especial mucha verdura de hoja verde y verduras crucíferas. Se ha comprobado que las crucíferas (los diferentes tipos de col, brécol y los nabos) son alimentos que regulan los niveles de estrógenos. Es recomendable tomar una o dos raciones diariamente durante el primer mes.

Otro factor que empeora los síntomas de la endometriosis es el exceso de prostaglandinas, unas sustancias químicas inflamatorias que producen los dolores menstruales. Eliminando la ingesta de carne roja, lácteos y yema de huevos (entre otros) durante al menos 1 mes puede aliviar los síntomas de modo sustancial.

Finalmente me gustaría hablar de otro factor importante que contribuye en este desequilibrio hormonal de muchas mujeres y que puede causar “hiperestrogenia”: los xenostrógenos.

Los xenostrógenos son sustancias químicas que mimetizan el efecto de los estrógenos y ocupan los receptores celulares de los estrógenos causando desequilibrios hormonales. Tienen tendencia a acumularse en el tejido adiposo del cuerpo debido a que no pueden eliminarse naturalmente con el ciclo menstrual.

Quizás es la primera vez que oyes esta palabra, pero lamentablemente los xenostrógenos están muy presentes en nuestro día a día. No solamente los encontramos en fármacos, sino en aguas contaminadas, carnes y productos lácteos procedentes de animales tratados con terapia hormonal, herbicidas y pesticidas (que consumimos en nuestras frutas y verduras), pescados de granja, productos de soja, cosméticos, plásticos (desde botellas de agua hasta los contenedores plásticos de los alimentos) y entre otros, los productos con lejía como las mismas compresas y tampones que utilizamos durante la menstruación.

Las terapias naturales suelen ir muy bien para los síntomas de la endometriosis y para ayudar a restablecer el equilibrio al organismo.  Con la acupuntura y las hierbas chinas podemos disminuir e incluso eliminar el dolor menstrual, regular los ciclos y disminuir las reglas súper abundantes. Está demostrado que con acupuntura se mejora la circulación sanguínea hacia el útero, endometrio y óvulos, de modo que además puede ayudar a cicatrizar mejor la zona y por tanto mejorar tu fertilidad. En nuestra web podrás consultar más sobre los beneficios de la acupuntura para la fertilidad.

Acupuntura para la endometriosis. Leer más…

tratamiento endometriosis

Acupuntura Barcelona – Balanced Living

Cristina Mora

Acupuntura y Medicina Tradicional China

Licenciada por la Universidad de Gales (Reino Unido)

Graduado en Naturopatía

Instructora de MLC

 

Posted in Blog
30 abril, 2016
Quedar Embarazada

PARA TODAS LAS MUJERES QUE QUIERAN QUEDAR EMBARAZADAS

Porqué hacer acupuntura para embarazo en Barcelona

Es muy importante el periodo de gestación, tanto para la madre como para el bebé. Aunque no podamos recordar conscientemente este periodo de nuestras vidas e incluso casi nada de lo que nos ocurre antes de los 3 años, ha sido ampliamente demostrado por grupos de investigación, que los padres tienen una gran influencia en las cualidades mentales y físicas de sus hijos, y que esta influencia empieza antes del nacimiento. Sigmund Freud explica este periodo como la “amnesia del bebé”, un periodo que ha quedado olvidado, pero que lo llevamos profundamente en nuestro inconsciente.

 

Nuestra vida comienza en el líquido amniótico; nuestro primer entorno. En este medio el bebé percibe las emociones y vivencias de su madre. Son nueve meses muy vulnerables para el bebé que está por nacer, y por este motivo es importante que las mujeres aprendan a concebir conscientemente.

Cuando el bebé puede sentir que es deseado y amado desde el inicio de sus días, construye una sensación de seguridad y pertenencia que se traducirá en un sistema inmune resistente y salud en todo su cuerpo físico, mental y espiritual.

 

A través de mi formación en el Método Liberación de Corazas o MLC (método de movimiento psico-corporal)  pude ser testigo en persona de compañeras o amigas en mi grupo que liberaban memorias de su inconsciente en donde recordaron que no habían sido amadas durante su vida intrauterina; y ese sentimiento lo habían llevado toda su vida. Las personas concebidas y nacidas sin ser deseadas pueden sentir una depresión existencial.

El tema del aborto es un tema delicado, donde hay diversidad de opiniones. No es mi intención abrir un debate y es importante el respeto cuando se habla de este tema. Pero si tenemos en cuenta lo arriba dicho, el no permitir el aborto puede gravemente perjudicar a dos vidas. Puede perjudicar a la vida del bebé que se encarna con una entrada en nuestro Universo dentro de un cuerpo que le rechaza. Y puede también perjudicar a la vida de la madre que en contra de su voluntad está obligada a parir y criar a un hijo construyendo lazos de odio y no de amor con él. De hecho encontramos en muchos delincuentes  un pasado en hogares donde no hay amor, sino violencia, desesperación  y miedo.

El embarazo tiene enormes consecuencias tanto para la madre como para el hijo. Quizás no se escoge con nuestra lógica el tener un hijo, pero invito a todas las mujeres que lo escojan conscientemente y  desde el corazón.

El embarazo es un proceso milagroso y debería ser un periodo en que la mujer se esfuerza todo lo posible para asegurar la armonía de su cuerpo y la del bebé. Las mujeres deberían saborear y celebrar el embarazo como una preparación a la siguiente generación; un periodo esencial en el desarrollo de su hijo o hija.

 

¿Qué cambios nos esperan con el embarazo?

Por un lado se libera naturalmente la hormona llamada progesterona, que tiene efectos calmantes y tranquilizantes. También puede llegar a relajar el intestino haciendo las evacuaciones más lentas y causando restreñimiento a muchas embarazadas.  El cuerpo realiza muchísimo trabajo interior haciendo crecer el bebé. El curso del embarazo influye en el vigor de la constitución del hijo durante el resto de su vida.

 

Quedar Embarazada

 

¿Qué puede hacer la futura madre para asegurar la buena salud física y mental de su bebé?

No hablaré aquí de la dieta, el yoga para embarazadas o eliminar hábitos insanos como son el  tabaco u alcohol entre otros. No es que no sea necesario, ¡por supuesto que  lo es! Pero  me gustaría entrar más en la parte inconsciente, la conexión madre-hijo de la que estoy hablando en este artículo.

Primeramente, como ya he comentado, tener plena consciencia y deseo de traer una nueva vida al mundo es fundamental. Esta consciencia debería llegar más allí que un deseo, sino un compromiso. Es decir: la preparación para el embarazo.

Hemos oído hablar mucho sobre la preparación al parto; pero ¿y la preparación al embarazo?

Quizás pensaréis que soy exagerada, pero esta preparación es la que determinará la calidad de nuestros óvulos y esperma (no nos olvidemos que el hombre es el otro 50%). Esta preparación a nivel de hábitos alimenticios y de eliminar sustancias nocivas para nuestro cuerpo se va a reflejar en la calidad de estas células que son la materia prima a partir de la que se desarrollará nuestro futuro bebé. ¿Y es que no somos lo que comemos? Quizás nunca os habías parado a pensar que nuestras células tienen calidad diferente  ¿verdad? Es bastante lógico pensar que los óvulos de una mujer de 25 años van a ser mejores que los de una mujer de 40.  ¿Y porqué no van a ser mejores los de una mujer que se ha cuidado y preparado que los de una que no lo haya hecho?

Así pues, animo a las futuras mamás que se preparen, si puede ser hasta 6 meses antes de concebir; comiendo sano, haciendo ejercicio, permitiéndose momentos de descanso y, básicamente, cuidándose.

También se pueden tomar suplementos vitamínicos, aceites grasos esenciales y hierbas (fitoterapia)  que han sido demostrados que mejoran la calidad de los gametos: mejoran su calidad, morfología y movilidad en caso de los espermatozoides.

Y para acabar, me gustaría mencionar aquí la teoría del “bebé feliz” que me enseñó un maestro coreano; teoría que sostiene que recibir acupuntura durante el embarazo crea niños más sanos físicamente y calmados. Con la acupuntura podemos tratar a la madre pero també a su bebé. Si el bebé percibe en todo momento como está físicamente y emocionalmente su madre, ¿no va a percibir el estado de su madre después de una sesión de acupuntura? Con la acupuntura podemos equilibrar no solamente nuestro sistema orgánico sino también nuestras emociones, y podemos hacer fluir la energía correctamente por todo nuestro cuerpo, incluídos óvulos y espermatozoides.

Acupuntura durante el embarazo. Preparación al parto con acupuntura. Leer más….

Cristina Mora
Acupuntura y Medicina Tradicional China
Licenciada por la Universidad de Gales (Reino Unido)
Instructora  de MLC
Rambla Catalunya 50, 3º1º
08007 Barcelona
Teléfono: 932 156 271
Posted in Blog
30 abril, 2016
enfermedades autoinmunes

¿Quizás la psicosomática es más sencilla de lo que creemos?

(Interesante también para personas con problemas de fertilidad y endometriosis y cáncer)

Muchas son las enfermedades autoinmunes que afectan a la nuestra población, unas más conocidas y otras menos. La  artritis reumatoide, la esclerosis múltiple,  el síndrome de Sjögren, la diabetes mellitus tipo I o la tiroiditis de Hashimoto están entre quizás las más conocidas, pero hay muchas otras enfermedades que comportan un factor autoinmune, o del sistema inmune alterado.

Algunas de ellas afectan a la fertilidad: el síndrome de anticuerpos antifosfolípidos,  anticuerpos antinucleares, respuesta autoinmune a los antígenos de la esperma o compatibilidad de los antígenos leucocitarios humanos.  Muchas veces mujeres con dificultades para quedarse embarazadas y aparentemente sin causa conocida, al cabo de años han descubierto mediante análisis más complejos que había un problema de inmunidad subyacente. Las enfermedades autoinmunes suelen aparecer en mujeres que han tenido abortos espontáneos repetitivos.

Por otro lado los estudios del sistema inmunitario con mujeres con endometriosis sintomática demuestran que estas mujeres suelen tener anticuerpo contra sus propios tejidos, llamados “autoanticuerpos”, es decir que también podría incluirse dentro de este saco de enfermedades autoimnunes.

A mi parecer muchas otras se podrían incluir aquí, muchas que comportan una alteración “inexplicable” o que la ciencia con la que contamos hoy no puede todavía explicar, en nuestro sistema inmunológico: des de un simple eccema (en el que encontramos  una liberación de histamina exagerada a partir de las células inmunológicas alteradas llamadas mastocitos o basófilos,  hasta un cáncer que no deja de ser  la reproducción de células “deformes” malignas en nuestro cuerpo sin que haya un ataque/control por parte de nuestro  sistema inmune.

La enfermedad autoinmune es una enfermedad en la que el sistema inmunitario ataca las células del propio organismo; en este caso el sistema inmunitario se convierte en agresor y ataca a partes del cuerpo en vez de protegerlo.

enfermedades autoinmunes

La medicina convencional no encuentra explicación firme a este hecho, e investigaciones recientes asocian a las enfermedades autoinmunes a un origen psicosomático.

Si interpretamos con nuestra lógica, y sin necesidad de ser médicos, la frase “el sistema inmune nos agrede” es otro modo de decir  que algo dentro de nosotros mismos nos está atacando, y por tanto el origen de tal ataque está en nuestro interior. Porqué nosotros somos nuestro cuerpo y por tanto nosotros somos nuestro sistema inmune. Es decir, nosotros mismo nos estamos auto-agrediendo.

No es mi intención culpabilizar a las personas que sufren de una enfermedad autoinmune, y me gustaría que después de leer este artículo tales personas dejaran de exigirse para quererse y aceptarse tal y como son.

Porque si hay una autoagresión no es desde nuestra parte consciente, sino que esta procede de nuestro inconsciente.

Las frases como:

“por mi culpa estoy cada vez más enferma”

“por mi culpa me estoy destruyendo”

“por mi culpa no puedo tener hijos”

no son más que parte de esta autodestrucción que lo único que puede hacer es empeorar el problema. Porqué no es a partir de nuestro consciente, de nuestra parte racional o córtex cerebral que podemos controlar a nuestro sistema inmune, sino que es nuestro inconsciente que intenta hacernos llegar un mensaje a través de una de las vías que tiene que es nuestro cuerpo.

Inconscientemente las personas que tienen un problema autoinmune tienen actitudes destructivas hacia sí mismas. Y como “actitud autodestructiva” no me estoy refiriendo a largos periodos de drogas o actitudes arriesgadas, sino que una simple auto-exigencia prolongada  en el tiempo hacia nosotros mismos puede ser una actitud destructiva. Nosotros somos nuestro cuerpo, físico, emocional y espiritual, y tenemos que satisfacer con respeto y amor todas nuestras necesidades a estos tres niveles diferentes.

 

¿Cómo puedo saber si estoy teniendo una actitud autodestructiva hacia mi mismo?

En la sociedad en la que vivimos, aunque os sorprenda, muchas son las actitudes autodestructivas hacia nosotros mismos. Son todas aquellas actitudes que NO respetan nuestro cuerpo físico y nuestra persona, que no se basan en la escucha y amor hacia nosotros y que no cumplen nuestras necesidades básicas.

 

¿Pero qué son las necesidades básicas?

Las necesidades básicas son tan básicas que se nos olvidan que las tenemos!!

Porqué en nuestra sociedad orientada completamente hacia el desarrollo de nuestro córtex cerebral hemos perdido la conexión con nuestro ser emocional e instintivo.

Pensad en un animal y pensad cuáles son sus necesidades básicas. Pues tan sencillo como comer, dormir, mover el cuerpo, permitirse tiempos de descanso. Y a todo esto, por ser humanos, debemos añadir los tiempos de alimentar el espíritu y la mente.

La mayoría de personas se creen que su persona o personalidad es su córtex cerebral y, como si fueran una torre de control,  van dirigiendo el resto del cuerpo:

“Estoy muy cansada pero ahora no puedo descansar, tengo que …”

“No me gusta la forma de mis caderas, me gustarían que fueran de este otro modo”

“Comeré algo rápido porqué no tengo tiempo”

“Iré a dormir más tarde porqué tengo que acabar de hacer esto”

“No puedo enfermar porqué mañana tengo una reunión importante”

“Tengo que ser la mejor en la clase”

Muchas son las frases que podría continuar citando. Todas estas frases no son de personas amorosas hacia las necesidades de uno mismo, sino que muestran una desconexión con su ser y sus necesidades básicas y verdaderas.

 

¿Y como podemos cambiar esta actitud autodestructiva?

Primero tenemos que olvidarnos del “cuando” y del “porqué”. En cuanto le pongamos a nuestra enfermedad autoinmune una fecha límite (¿cuanto tiempo voy a necesitar para recuperarme?) estamos otra vez auto-exigiéndonos que el cambio debe ser rápido. Si preguntamos “porqué”  (porqué me pasa esto a mi? Qué estoy haciendo mal en mi vida?) volvemos a conectar con nuestro córtex cerebral que todo lo quiere controlar y explicar.

Tenemos que entender que nosotros somos mucho más que un córtex y nuestra inteligencia es mucho mayor:  es verdad que hay un córtex cerebral (parte racional o pensante) pero además hay nuestro cerebro límbico (parte emocional) y nuestro cerebro reptiliano (parte instintiva o animal).

Inconscientemente tenemos actitudes autodestructivas hacia nosotros; es entonces que para cambiar esto debemos dirigirnos a nuestro inconsciente y no a nuestro consciente. NO es la parte racional la que nos ataca, sino que es nuestra parte INCONSCIENTE que nos está intentando transmitir el desequilibrio que sucede dentro nuestro. Nuestro cuerpo manifiesta el desequilibrio del inconsciente.

Hay varias técnicas para permitir el diálogo con nuestro inconsciente:

Con la acupuntura podemos tratar el desequilibrio físico y emocional; estabilizar el sistema inmune y liberar nuestras emociones retenidas. Pero para llegar al inconsciente necesitamos un dialógo y un espacio diferente. La terápia que conozco yo es el Método Liberación de Corazas  o MLC (contactar aquí si deseáis más información sobre este método), pero seguro que habrá otras. Ambas terapias serían complementarias para un buen tratamiento. Con acupuntura se aliviarían los síntomas más rápidamente, y con la MLC trataríamos el origen psicosomático del desequilibrio.

 

Para permitir el diálogo con  nuestro inconsciente es importante dejarse ir, abandonarse a la escucha de uno mismo, de tus necesidades, de tus inquietudes y de  tu intuición. Satisfacer tus necesidades más básicas y priorizar tu cuerpo y tus emociones antes que tu “parte mental” es un buen comienzo.

Cristina Mora
Acupuntura en Barcelona y Medicina Tradicional China
Licenciada por la Universidad de Gales (Reino Unido)
Instructora en formación de MLC
Rambla Catalunya 50, 3º1º
08007 Barcelona
Teléfono: 932 156 271
Posted in Blog